sábado, 5 de mayo de 2018

Madre patria (2015)
















Título original: Ana Yurdu
Directora: Senem Tüzen
Turquía/Grecia, 2015, 93 minutos

Madre patria (2015) de Senem Tüzen

Es más fácil ser una piedra que ser una madre...

Delicias turcas. O lo que es lo mismo: Festival de cine turco de Barcelona. La Filmoteca de Catalunya acoge este mes un ciclo dedicado al cine que se está haciendo actualmente en Turquía. La primera de las películas de dicha retrospectiva que hemos tenido ocasión de ver lleva el significativo título de Madre patria y es la ópera prima de la directora Senem Tüzen, quien ha estado presente en la Sala Chomón para conversar con el público tras la proyección de hoy sábado.

La acción de Ana Yurdu se sitúa en un pueblo de la Capadocia profunda, una aldea perdida hasta la que se traslada Nesri (Esra Bezen Bilgin). Ella es una joven escritora divorciada que, procedente de la cosmopolita Estambul, se instala en la casa de su difunta abuela en busca de la paz y la inspiración necesarias para terminar la novela que está escribiendo. Pero a los pocos días se presenta de improviso su madre, incapaz de asumir el estilo de vida que lleva Nesri.



Tradición y modernidad chocan frontalmente en esta película en la misma proporción en la que ambas tendencias colisionan en el seno de la sociedad turca. Dos formas de entender la vida, representadas por una madre apegada a la sumisión de raigambre islámica y una hija que ha crecido según los usos y costumbres occidentales.

Llegados al turno abierto de preguntas, hay diversidad de opiniones a propósito de cómo acaba la historia: son varios los espectadores que manifiestan su desacuerdo con el final que plantea el filme; otros, en cambio, lo consideran muy apropiado. En realidad se trata de un desenlace premeditadamente ambiguo, susceptible de ser interpretado en clave feminista o, por contra, como una concesión al statu quo de un mundo atávico en el que los "pecados" de una descarriada se acaban pagando.


No hay comentarios:

Publicar un comentario