jueves, 10 de mayo de 2018

Amante por un día (2017)














Título original: L'amant d'un jour
Director: Philippe Garrel
Francia, 2017, 76 minutos

Amante por un día (2017)

Nacido en París en 1948, el cine de Philippe Garrel plantea no pocos paralelismos con el de los autores de la Nouvelle vague francesa, de la que podría considerarse un epígono. Algo que parece corroborar su último filme, L'amant d'un jour, narración en austero blanco y negro de dos relaciones sentimentales que se desarrollan simultáneamente: la de un profesor de filosofía (Éric Caravaca) y su joven alumna (Louise Chevillotte) y la de la hija del primero (Esther Garrel) con un muchacho (Paul Toucang) que primero la abandona y con el que más tarde logrará reconciliarse.

Sin embargo, el encanto deliciosamente naif que poseían las películas de un Truffaut o del primer Godard aquí se vuelve impostado, como si los signos de los tiempos que corren, presididos por la apatía (cuando no por una beligerancia galopante), no pudiesen encajar el sencillo relato en tercera persona de unos personajes que aún se mueven por el impulso de sus respectivas pasiones amorosas.

Éric Caravaca (Gilles) y Louise Chevillotte (Ariane)

Pasa un poco lo mismo con la voz en off de Laetitia Spigarelli, que supone un recurso más bien anacrónico, tan inverosímil como los sucesivos encuentros sexuales de Ariane en los lavabos de la facultad: hace medio siglo hubiesen representado una forma transgresora de mostrar la realidad de la juventud, mientras que hoy a uno se le escapa la risa al contemplar escenas como la intentona suicida de Jeanne, dispuesta a saltar desde la ventana de su apartamento por despecho amoroso.

Ante una evidencia tan flagrante no nos queda más remedio que admitir que el espíritu de mayo del 68, loable por lo reivindicativo de unos postulados que aspiraban a mejorar el mundo, hoy da lugar, en cambio, a propuestas de una sensiblería inasumible cuando se aplica a los actuales modos de hacer cine. Sólo así, en un contexto general de nostalgia hacia el legado de los ya mencionados astros de la época dorada del cine francés, cabe interpretar el premio que se otorgó ex aequo el año pasado en Cannes (que no en Marienbad) a Amante por un día y a Un sol interior de Claire Denis, otra película fallida y que ya tuvimos ocasión de comentar aquí hace algunas semanas.

Los Garrel: padre e hija durante el rodaje

No hay comentarios:

Publicar un comentario