domingo, 22 de abril de 2018

Un hecho sencillo (1974)














Título original: Yek Etefagh sadeh
Director: Sohrab Shahid Saless
Irán, 1974, 82 minutos

Un hecho sencillo (1974)

Estudió cine en Viena y apenas vivió cincuenta y cuatro años, pero Sohrab Shahid Saless (1944–1998) abrió la senda por la que, con el tiempo, transitarían los Kiarostami, Panahi y demás cineastas iraníes de prestigio internacional.

Y lo que vemos en su primer largometraje es nada más (y nada menos) que la vida cotidiana de un niño que vive sobriamente con sus padres en una austera habitación. Quizá por ello lo tituló Un hecho sencillo, porque lo que muestran las imágenes no pasa de ser la existencia que fluye con la parsimonia propia de lo diario: un aula en una escuela, la pesca ilegal para la subsistencia familiar, la enfermedad de la madre...

Y apenas diálogo. ¿Para qué? Las acciones, con su quietud incontestable, hablan por sí solas. También del Irán anterior a la revolución islámica a través de pequeños detalles que hoy confieren a la película el valor de un documento histórico: el maestro con traje y corbata, el omnipresente retrato del Shah Reza Pahleví en los edificios públicos, el bullicio en las calles y tabernas...


No hay comentarios:

Publicar un comentario